Vitamina B3 mejor que muchos psicofármacos.

agosto 23/2017

Cuando hemos hablado de Iatrogenia medicamentosa refiriéndonos a las muertes o enfermedades causadas por el consumo de medicamentos bien prescritos y bien tomados, siempre hemos recordado que esta es la 4ª causa de muerte en el mundo occidental donde rige la Medicina Alopática oficial.

Dentro de los grupos de medicamentos más iatrogénicos siempre han figurado los Esteroides, los Antibióticos, los Antiácidos, las Estatinas para bajar el colesterol, y por supuesto el grupo al cual me refiero hoy: los psicofármacos.

Además de causar ese estado de ánimo tan característico del paciente con “afecto plano” (medio zombie, inexpresivo, insensible…), éste grupo de medicamentos es muy temido por su altísima capacidad de generar dependencia y adicción por el resto de la vida. Daños colaterales en órganos tan vitales como el riñón o el hígado, figuran además entre sus efectos adversos frecuentes. Está muy bien documentada la relación entre su uso y el incremento en sobrepeso, obesidad y diabetes, ginecomastia en niños, tics faciales irreversibles, y un más alto riesgo de muerte en consumidores de la 3ª edad.

Y es que en años recientes están siendo muy prescritos por psiquiatras y médicos generales, para tratar enfermedades para las que nunca fueron aprobados los psicofármacos, tales como: ansiedad, desorden de déficit de atención, insomnio, problemas de comportamiento en niños pequeños y demencia.

Dado que es muy alto el número de personas que están consumiendo psicofármacos para las situaciones anteriores y con unos resultados muy poco gratificantes, vale la pena echar una mirada a recientes publicaciones que ponen muy en alto medidas alternativas para el manejo de los trastornos psicóticos, enfatizando entre ellas, ciertos suplementos nutracéuticos como los aceites Omega 3, extractos del ajo añejado, derivados del aceite de coco, suplementos de la hormona vitamina D3 y nuestra protagonista de hoy, una humilde integrante del archifamoso complejo B: la vitamina B3.

“Los desafíos normales de la vida ahora son padecimientos médicos”

Esta es una afirmación de un grupo de investigadores sensatos y preocupados con la comercialización de nuestras emociones y vicisitudes cotidianas. Alarmados frente al abuso de la prescripción medicamentosa, ellos nos sugieren retomar el interés en los hábitos saludables de vida, empezando por una alimentación más natural y equilibrada.

Cuando sintamos necesidad de ayuda médica para un padecimiento emocional nuestro o de un allegado, la 1ª recomendación es rechazar al profesional que proponga como primera línea de ayuda, el uso de psicofármacos; es mucho más natural y más ético, empezar por replantear la alimentación y acudir a métodos psicoterapéuticos como la famosa y muy recomendable “Técnica de Liberación Emocional” (EFT x sus siglas en inglés).

En la línea de los nutracéuticos resulta sorprendente que los médicos desconozcamos un aporte tan importante como el legado del Dr Andrew Seul, en torno al poder de la vitamina B3 conocida como la Niacina. Quizás nos resulte demasiado sorprendente una posibilidad terapéutica ni sospechada que él plantea:

¿Podría una Vitamina ayudar a combatir la Psicosis?

El Dr. Joseph Mercola en su prestigioso sitio web, nos recomienda ampliamente conocer su libro Niacin: The Real Story: Learn about the Wonderful Healing Properties of Niacin (Niacina: la verdadera historia: Obtenga información sobre las maravillosas propiedades curativas de la Niacina).  El libro tiene la coautoría de  Abram Hoffer MD, Ph.D., autor de más de 600 informes y artículos, así como 30 libros, sus investigaciones documentaron  el uso de la Niacina para tratar la esquizofrenia, y como tratamiento para el colesterol.

Fallecido en 2009, a sus 91 años, el Dr. Hoffer había atendido exitosamente a muchos miles de pacientes, con dosis altas de Niacina, para abordar trastornos psicóticos y había presentado algunas pruebas muy convincentes para apoyar el tratamiento de la mayoría de los trastornos psicóticos, tal como una deficiencia de vitamina B3.

Por económica y carente de peligrosos efectos secundarios, vale la pena considerar Niacina como opción cuando un miembro de la familia tenga problemas de salud mental.

Sistema implicado: Sistema Nervioso, Psiquismo humano.

Dr. Gerardo Gómez Serna.
Asesor científico LHA.
Médico y Cirujano Universidad de Antioquia. Especialista en Medicina Biológica,
Diplomado en Homeopatía y Terapia Neural. Nutri Medicina y Talasoterapia.

Categorias: Todos

8 Comentarios

  1. Luis Fernando Fernandez Orozco dijo:
    30 agosto 2017

    Buena tarde
    Como puedo obtener su vademecum?
    Mil gracias

    • Administrador Web
      06 septiembre 2017

      Buenos días, Luis.
      Si es médico, por favor avísenos y uno de nuestros visitadores médicos se pondrá en contacto con usted.

  2. yamileth dijo:
    06 septiembre 2017

    wow!! que gran informacion conozco a. un amigo con esquizofrenia, como puedo contactar a alguien para comprar la.niacina ? mil.Gracias!

  3. Milena dijo:
    14 diciembre 2017

    Ustedes manejan medicamentos para la depresiòn y la ansiedad?

    • Administrador Web
      19 diciembre 2017

      Hola, Milena.
      Hemos enviado respuesta a tu inquietud, al correo registrado, cualquier inquietud no dudes en avisarnos.
      ¡Feliz día!

  4. John dijo:
    02 abril 2018

    Lo estoy consumiendo en altas dosis pero siento un malestar en la vista . Alguien sabe si tiene contraindicaciones con el glaucoma, si es verdad que sube la presion arterial y eso pudiese generar danos en la vista… no sufro de glaucoma pero tengo familia que si sufre de eso. Gracias.

    • comunicaciones
      21 mayo 2018

      John Buenos Días, Te recomendamos consultarlo con tu médico de confianza. No es bueno consumir medicamentos si no sabes los efectos que van a producir en tu cuerpo. Saludos,

Deja un Comentario