Llegan las vacaciones: protéjase de la gripa y resfriados.

diciembre 5/2018

Siempre asociamos la época de vacaciones con tiempo de verano y con disfrutar del campo y las playas. Eso era lo habitual cuando teníamos unos ciclos del clima bastante predecibles; ahora que realmente no sabemos qué clima nos espera cada nueva semana, pues se ha roto la alternancia cíclica de períodos de lluvias y períodos de sequía, nos vemos enfrentados a larguísimos inviernos y larguísimos veranos, pero ambos con esporádicos brotes cortos e intensos de su contraparte.

Y es claro que estos cambios intensos tienen que ver con nuestra salud. Las frecuentes epidemias de gripe y resfriados comunes, llenan los consultorios médicos y servicios de urgencias y la verdad es que hasta ahora la gran apuesta de la ciencia oficial ha sido priorizar las vacunas como la gran esperanza. Esto es bastante controvertido y las investigaciones muestran muy pobres resultados a la hora de prevenir la gripa y de aminorar sus síntomas.

Los resfriados son la causa principal de consultas médicas y de días perdidos en el trabajo y el estudio, y todo parece indicar que esta temporada que inicia no va a ser la excepción

Dado que las vacunas contra la gripa han sido un rotundo fracaso, la medicina integrativa dirige su atención hacia medidas más lógicas y acordes con nuestra fisiología. En primer lugar es protagónica la Hormona Calciferol, mal llamada vitamina D3, cuya importancia cada vez es más avalada por investigaciones recientes sobre la relación Sistema inmunológico y la vita D3. Tener en sangre unos niveles bajos de D3 es garantía de un sistema inmune muy frágil que no podrá responder adecuadamente a las invasiones virales en cada cambio de temporada climática. Si bien se nos dice que 40 unidades en sangre sería una cifra normal, los estudiosos nos aconsejan que como protección inmunológica contra las virosis y demás infecciones, todos deberíamos obtener una cifra óptima de 70 unidades, lo cual se logra tomando el sol. Pero las recientes conclusiones de los estudiosos ponen las recomendaciones convencionales patas arriba: sucede que la hora ideal para tomar el sol están entre las 11 am y las 2 pm; en este lapso de tiempo abundan los rayos ultravioleta tipo B, que son los inmunoprotectores contra las infecciones y el cáncer, en tanto que en el resto del día abundan más los rayos ultravioleta A, justo los responsables del cáncer asociado a los rayos solares y a la inmunodeficiencia. Al menos 5 días a la semana deberíamos exponer la mayor área posible de nuestra piel desnuda a las caricias del sol, pero entre las 11 am y las 2 pm.

Otras recomendaciones para abonar nuestro terreno inmunológico y hacerlo fuerte frente a la invasión viral incluyen las siguientes medidas o tratamientos 100% naturales antigripales: El Té Verde, el Zinc, la vitamina C, El caldo de hueso, y hongos muy terapéutiacos como el Shitake, las Orellanas, el Ganoderma, y los mismos champiñones.

Una vez ha iniciado el ataque viral, tenemos como primera opción las aromáticas de Sauco con jengibre y limón, adicionadas de algo de propóleo.

Los médicos integrativos que practican la homeopatía Antihomotóxica, conocen un arsenal terapéutico variadísimo sobre medicamentos que fortalecen la respuesta inmunológica frente a la agresión viral y bacteriana.

¡SALUD¡

Dr. Gerardo Gómez Serna.
Asesor científico LHA.
Médico y Cirujano Universidad de Antioquia. Especialista en Medicina Biológica,
Diplomado en Homeopatía y Terapia neural. Nutri medicina y Talasoterapia

Categorias: Línea Humana

Deja un Comentario