La diarrea, un signo real de alarma.

julio 24/2019

La diarrea es uno de los signos clínicos más frecuentes, presente en muchas enfermedades, pero de mayor peligro hasta mortal entre más joven sea nuestro animal. Es común a muchas enfermedades. La diarrea es la inflamación de la mucosa gastrointestinal que genera una defecación muy liquida, con sangre o alimentos no digeridos que han permanecido poco tiempo en el intestino, con o sin mal olor, vomito y fiebre. Se asocia a anorexia, vómitos, inactividad, debilidad o pérdida de peso. El mayor problema es la perdida de agua y electrolitos que pueden llevar a la deshidratación hasta muerte, siendo aún más grave en cachorros pues estos son en un 80% agua.

¿Por qué puede sufrir diarrea mi mascota?

Puede estar asociada a vómitos. Puede ser causada por virus (Coronavirus, moquillo), bacterias (salmonella, campylobacter) y alteraciones de la flora bacteriana, parásitos (áscaris, coccidias), cambios, toxinas o abusos dietarios, medicamentosas (antibióticos, acetaminofén) u obstrucción intestinal. Así vemos que el diagnostico no es sencillo y debe llevarse directamente al animal afectado donde su Médico veterinario tratante pues entre más joven es el animal mayor es el riesgo de deshidratación, desbalance electrolítico y muerte.

¿Qué debo hacer si se presenta en mi mascota?

El tratamiento debe ser integral y se maneja a diferentes niveles. El primer paso es evitar la deshidratación administrando líquidos constantemente, electrolitos mientras se va donde el Médico Veterinario quien es la persona indicada para el difícil diagnóstico y escogencia del tratamiento. La administración de probióticos, bacterias saprofitas y beneficiosas lácticas ayudan a controlar las bacterias patógenas y protegen la mucosa. El uso de antibióticos sin prescripción médica veterinaria puede ser nociva pues tienen efectos irritativos sobre la mucosa ya irritada y generar resistencia de las bacterias a los antibióticos.

¿Qué hace la medicina antizootóxica?

La terapia antizootóxica  inmunomoduladora  regula las defensas del organismo previniendo y controlando los agentes patógenos y parásitos, protegiendo y recuperando la inflamada y posiblemente ulcerada mucosa gastrointestinal ,   evitando las pérdidas de electrolitos y líquidos a nivel renal e intestinal y regulando la motilidad intestinal para disminuir el número e intensidad de defecaciones .  Los medicamentos antizootóxicos son seguros y pueden utilizarse conjuntamente con antibióticos protegiendo la mucosa de los posibles efectos irritantes secundarios de las medicaciones alopáticas y la posible toxemia por muerte bacterial. Lo ideal es utilizar alimentos bajo prescripción para optimizar la recuperación.

Así la terapia antizootóxica, asociada a una rápida intervención médica veterinaria evitará la deshidratación y puede ser prevenida con la aplicación semestral de kits desintoxicantes antizootóxicos .

 

Hugo Leiva K.
Director científico.
Línea veterinaria LHA

Categorias: Línea Veterinaria

Un Comentario

  1. Ingrid dijo:
    26 julio 2019

    Gracias

Deja un Comentario