Exposición al sol: ¿Cuándo es bueno para mi salud?

enero 23/2019

Aunque ya han pasado las vacaciones, y dado que seguimos en tiempos de sequía y de mucho sol, vale la pena recordar que todo en exceso es problemático, incluido el exceso de exposición al sol.  En anteriores artículos nos hemos referido al sobredimensionado temor a los rayos solares como causantes de melanoma, el terrible cáncer de piel. Habíamos enfatizado que las investigaciones nos aclaran que la mayor parte de los melanomas ocurren en personas que trabajan en oficinas con aire acondicionado y con luz de Neón o luces LED; Curiosamente las personas que laboran a pleno sol como vendedores ambulantes, campesinos y obreros, presentaron la menor incidencia de dicho cáncer. La razón científica de tan aparente contradicción radica en que con los rayos del sol recibimos dos tipos de rayos ultravioleta: los peligrosos y cancerígenos ultravioleta A y los saludables, protectores e inmunofortalecedores ultravioleta B.

La tragedia para los oficinistas radica en que a través de los vidrios sólo pueden pasar los tipo A pero no los beneficiosos tipo B. De otro lado la ciencia nos corre el velo sobre un error médico sostenido durante décadas y décadas: siempre hemos escuchado la recomendación de evitar el sol del mediodía y en cambio tomarlo antes de las 11 am y después de las 3 pm… pero nada más alejado de la verdad científica que nos pone las cosas patas arriba y sugiere todo lo contrario: la máxima concentración de rayos Ultravioleta tipo B, puede llegarnos justo con el sol de las 11 am a las 2 pm… ESA ES LA HORA ideal para tomar nuestros 15 minutos diarios de sol sobre la piel desnuda y libre de protectores o antisolares; sólo así nos sirven los rayos tipo B para transformar el colesterol que hay debajo de nuestra piel, en la IMPRESCINDIBLE Hormona llamada COLECALCIFEROL, antes mal llamada Vitamina D3.

Mirar el sol directamente, sí tiene implicaciones desfavorables por el riesgo de daños en la retina y posible ceguera y/o cambios en las conjuntivas favoreciendo la formación de los famosos y antiestéticos terigios.  Pero aquí sí, lo de los horarios coincide con la recomendación antigua de Sólo mirar directo al sol en las primeras horas de la mañana y en las últimos de la tarde, pero evitar hacerlo en horas alrededor del mediodía.

Existe incluso una antiquísima práctica secreta de CULTO AL SOL, preservada en varias culturas milenarias, y que está resurgiendo con gran cantidad de adeptos y gurús de la nueva Era: se trata de una versión profunda y celosamente guardada de una rutina llamada SURYA NAMASKAR o Saludo al Sol. En esta modalidad sugieren mirar fijamente al sol con los ojos abiertos durante 15 segundos, pero únicamente en la primera hora después del alba o salida del sol, o justamente en la última hora del ocaso. La técnica debe practicarse solo bajo la guía de un experto y se le atribuyen grandes beneficios en salud física y mental.    Le gusto?  ¡SALUD¡

 

Dr. Gerardo Gómez Serna.
Asesor científico LHA.
Médico y Cirujano Universidad de Antioquia. Especialista en Medicina Biológica,
Diplomado en Homeopatía y Terapia neural. Nutri medicina y Talasoterapia

Categorias: Línea Humana

Deja un Comentario