El hambre: la fuerza más poderosa del planeta.

febrero 13/2019

Todo ser vivo requiere que le ingrese una fuente de energía para poder crecer, desarrollarse y cumplir su rol biológico. Los vegetales producen su energía a partir de la luz del sol y de elementos que toman de la tierra y del agua.
Los animales necesitamos COMER y transformar esa comida en energía y en componentes de nuestro cuerpo; dicho proceso empieza con la digestión y consiste en convertir los alimentos en sustancias asimilables por el organismo, es decir, aptas para nuestro metabolismo o verdadera conversión en energía y tejidos. La biología nos ha dotado de un instinto para garantizar que busquemos dicha comida como nutriente y fuente de energía: se llama HAMBRE.
La sensación del hambre es una de las fuerzas más poderosas que mueve a todos los animales, entre ellos los mamíferos, incluidos los humanos… los humanos que hemos desarrollado esta civilización, movidos entre otras cosas por el hambre.

“La Tierra está cubierta con la obra del hombre, cultivada casi toda como un jardín, cruzada por caminos suaves por donde circula la riqueza y el hombre mismo…. La cáscara terrestre está labrada por el hombre.
… y son 3 los motivos de esta inmensa obra: HAMBRE, AMOR y MIEDO: Todos sus trabajos los ha ejecutado el hombre debido a estas 3 causas, todo su desenvolvimiento es motivado por ellas”.

El anterior párrafo, es tomado de VIAJE A PIE (1929), el más celebrado libro de nuestro filósofo envigadeño, el maestro Fernando González, y es un excelente referente para un comentario sobre lo que nos está pasando en la sociedad de consumo con la salud y en particular con el control de la comida y la manipulación de nuestros hábitos alimentarios. El planeta actual tiene dos poblaciones enfermas, cuyo problema arranca en el sistema digestivo, o sea, por culpa de la comida:
1. El Hambre en el mundo azota a casi 800 millones de personas no tienen alimentos para llevar una vida saludable y activa. La gran mayoría viven en países en desarrollo, donde el 13% de la población presenta desnutrición. Frente a este grupo los médicos y pacientes, podemos hacer muy poco, pues se trata de problemas que deben solucionar los gobiernos. Pero sí podemos hacer mucho frente al segundo grupo:
2. Irónicamente, la población que sí tiene acceso a la comida está en su mayoría GORDA  pero MALNUTRIDA. La industria alimentaria en su afán de lucro insaciable, cada vez manipula y controla más lo que “DEBEMOS” y Podemos comer los ciudadanos. Y los resultados de esto, saltan a la vista: pandemia de obesidad y síndrome metabólico son sólo uno de los fenómenos que tenemos que atribuir a la manera como nuestro sistema digestivo es agredido por la sociedad de consumo.

En la 2ª entrega sobre este tema, hablaré de las otras enfermedades que empiezan en nuestro intestino y daré algunos tópicos para que como ciudadanos tomemos decisiones informadas y nos defendamos de la publicidad mercenaria; esa que condiciona nuestro consumo a costa de nuestra salud y solo en beneficio de las grandes multinacionales productoras de “Comida Chatarra”.  Al mal tiempo, Buena cara… así que: Feliz Semana.

 

Dr. Gerardo Gómez Serna.
Asesor científico LHA.
Médico y Cirujano Universidad de Antioquia. Especialista en Medicina Biológica,
Diplomado en Homeopatía y Terapia neural. Nutri medicina y Talasoterapia

Categorias: Línea Humana

Deja un Comentario