Mucho más que una bomba que impulsa sangre.

septiembre 5/2018

Para nuestra medicina occidental Oficial, el corazón es una compleja bomba que impulsa hacia toda nuestra anatomía la sangre oxigenada en los pulmones.

Curiosamente toda la poesía y la novelística, así como las bellas canciones románticas en TODAS las culturas, hablan de “corazón contento”, “corazón triste”,  “corazón herido”,… y muchas expresiones más para referirse a los estado de ánimo y en general al movimiento de nuestro espíritu.

Medicinas con visión Holística como la Ayurveda de la India y la MTCH (Medicina Tradicional China), tienen mucho que enseñarnos a los médicos occidentales adiestrados en la visión mecánica de nuestra fisiología.

Es así como a partir de los múltiples diplomados para médicos que varias universidades colombianas ya empiezan a ofertarnos, nos estamos acercando a una riquísima sabiduría ancestral basada en milenios de observación profunda.
En este diálogo de saberes entre Oriente y Occidente, la medicina occidental tiene TODO POR GANAR, al enriquecer su visión científica con los aportes filosóficos espirituales de la visión holística que los sabios orientales vienen compartiendo con generosidad.

En este mes del corazón, dedicaremos las columnas de este blog a explorar la relación entre la salud del corazón y el mundo de las emociones y las actividades del espíritu. Tornarnos conscientes de nuestras emociones y de cómo ellas afectan la salud corporal, es un paso fundamental en EL NUEVO ENFOQUE DE SALUD que hace énfasis en la palabra AUTOGESTIÓN, es decir, Autocuidado y Prevención en salud.

Disciplinas médicas de reciente desarrollo como la “PSICO-NEURO- INMUNOLOGÍA”, centran su atención sobre el efecto que para bien o para mal, ejercen sobre la salud, las emociones que albergamos y que auto sostenemos.

Una vez que hacemos conciencia de nuestras emociones dañinas y que propiciamos más experiencias con las emociones positivas, comenzamos automáticamente a interesarnos en temas como ¿Qué Alimentos puedo preferir y cuáles disminuir o evitar si quiero mejorar la salud de mi corazón?.

Las mismas preguntas irán surgiendo en torno al ejercicio físico, las plantas medicinales, la relajación o meditación, y los efectos buenos o indeseables de los medicamentos habituales o sus posibles alternativas más biológicas u holísticas.

Pero esos serán los tópicos de nuestros próximos artículos.  Por ahora….

Buen Genio.  Salud.
Feliz semana.

Dr. Gerardo Gómez Serna.
Asesor científico LHA.
Médico y Cirujano Universidad de Antioquia. Especialista en Medicina Biológica,
Diplomado en Homeopatía y Terapia neural. Nutri medicina y Talasoterapia

Categorias: Línea Humana

Deja un Comentario