¿Cómo reducir los miomas en los úteros?

marzo 6/2019

Después de iniciada la etapa reproductiva en toda mujer (una vez iniciada la 1ª menstruación), ella está expuesta a diferentes alteraciones de su sistema Genitourinario o procreativo. En este mes abordaremos 4 diagnósticos bastante comunes que afrontan muchas mujeres de nuestra sociedad: Los Miomas uterinos, Los quistes de Ovario, La Endometriosis y la Menopausia. Empezamos hoy con la famosa Miomatosis uterina.

“Mujer que no pare hijos pare miomas”… esa fue una frase que escuchamos en las últimas décadas del anterior siglo, todos los estudiantes de medicina y eso daba a entender que la mujer que no ejercía su función reproductiva y por tanto no sometía su cuerpo a los cambios hormonales propios del embarazo, sufría las consecuencias de un desarreglo hormonal que se traducía en tumores benignos de la pared de su útero que con frecuencia provocaban sangrados tan severos que terminaban en extracción de su matriz, cirugía llamada Histerectomía.

Una vez en ejercicio de nuestra profesión nos sorprendió ver que aún las mujeres con varios partos a cuestas presentaban por igual los famosos miomas y que ellos causaban la mayoría de las histerectomías en mujeres con varios hijos.

Actualmente, más que el hecho de haber tenido o no embarazos, la ciencia atribuye los miomas a dos causas: Desajustes hormonales y predisposición genética.

Pero en un espacio de divulgación y proyección a la comunidad como lo es este blog, lo que realmente importa es conocer si existen posibilidades de tratamiento alternativo o complementario al convencional uso de hormonas (Anticonceptivos orales) o dispositivos intrauterinos especiales, y de analgésicos y la cirugía de la histerectomía.

A parte de los 2 factores anteriormente enunciados, hoy se señala con toda certeza un tercer factor implicado en el gran aumento de los casos de fibromatosis o miomatosis: se trata de la malsana alimentación actual con su sobrecarga de alimentos procesados y con exagerada cantidad de harinas, azúcares y grasas hidrogenadas (ya hemos hablado bastante de ese tipo de dieta en este blog).

Hoy, te contamos dos de las formas con las que puedes reducir el tamaño de los tumores en el útero:

  1. La dieta cetogénica: esa alimentación baja en carbohidratos, pero rica en grasas saludables. Las células sanas tienen la posibilidad de metabolizar la grasa, pero las células tumorales (incluso las de tumores benignos como los miomas), no tienen esa capacidad, en consecuencia, se debilitan y pueden morir.
  2. Otra estrategia bastante interesante para combatir las células tumorales es el ayuno intermitente, que consiste en limitar el consumo de alimentos normalmente entre las 11 am y las 7 pm, evitando comer el resto del día, de dos a tres veces por semana o diario si se desea. Con esto las células tumorales se verán amenazadas y perderán terreno poco a poco.

Además de la Nutrimedicina con sus anteriores recomendaciones, encontramos gran ayuda en terapias complementarias como la herbolaria médica y la Homeopatía tanto la unicista como la compleja o Medicina Antihomotóxica. Quien padezca esta condición bien hará en darse un chance de evitar la histerectomía como primera opción, acudiendo a un profesional médico con formación en medicinas holísticas como la Medicina Antihomotóxica.

¡Salud!

 

Dr. Gerardo Gómez Serna.
Asesor científico LHA.
Médico y Cirujano Universidad de Antioquia. Especialista en Medicina Biológica,
Diplomado en Homeopatía y Terapia neural. Nutri medicina y Talasoterapia

 

Categorias: Línea Humana

Deja un Comentario