Cómo eliminar el mercurio de nuestro cuerpo.

enero 31/2018

Hace muchos años se desató la polémica sobre las amalgamas de mercurio que colocaban los odontólogos en nuestros dientes. Hubo defensores y detractores de la propuesta de reemplazarlas por resinas blancas, cosa que llamaba mucho la atención del público dado el triste y feo contraste de esas amalgamas negras entre nuestros dientes anteriormente blancos del todo.
Pocos años después nos llegó la información sobre países europeos que incluían en su seguridad pública los costos de este cambio para los ciudadanos que optaran por retirarse su mercurio de la boca. Las medicinas alternativas y complementarias en especial la homeopatía y la odontología neurofocal, han insistido en denunciar la gran toxicidad del mercurio para nuestro sistema nervioso.
Otra fuente del mercurio que nos interesa conocer, la constituye la alimentación y en particular la ingesta de pescado contaminado; que hoy es prácticamente todo el pescado del mundo. Es tal la concentración de mercurio en ríos y mares, y por ende en los peces que los habitan, que recientes recomendaciones de la OMS (Organización Mundial de la Salud), nos alertan de no consumir pescado más de 2 veces x semana.
Los homeópatas prescriben mercurio homeopátizado como una especie de antídoto para promover la eliminación del mercurio tóxico de nuestros tejidos, medida que despierta críticas y burlas entre los detractores de la homeopatía.
Una nueva manera menos polémica de eliminar el mercurio está recibiendo atención reciente de parte de científicos de la alimentación: se trata del Alga llamada Clorela.
Ingerir de 4 a 5 grs del alga Clorela, antes de consumir pescado es una medida preventiva, ya que en el intestino ésta microalga muestra gran atracción por las moléculas de Mercurio y le liga a él impidiendo que se absorba hacia nuestra sangre. Si lo que se quiere es que las sustancias quelantes del alga vayan a lo profundo de nuestros tejidos y busquen allí el mercurio y lo liguen, ya es preciso consumir dosis altas entre el rango de 8 a 12 gramos x día.
No hay que confundir la Clorela con esa otra maravillosa micro alga verde azul llamada Espirulina.

La Clorela tiene propiedades mucho más desintoxicantes y depuradoras debido a su altísimo contenido de clorofila. La Espirulina por su parte tiene propiedades mucho más como excepcional nutriente dado su contenido proteico en especial de todos los aminoácidos esenciales y de todo el complejo B incluida la vitamina B12, tan escasa dentro del reino vegetal.

Dr. Gerardo Gómez Serna.
Asesor científico LHA.
Médico y Cirujano Universidad de Antioquia. 
Especialista en Medicina Biológica,
Diplomado en Homeopatía y Terapia neural. Nutri medicina y Talasoterapia

Categorias: Todos

Deja un Comentario