Cálculos renales en Felinos, un problema frecuente y cómo tratarlos

marzo 21/2018

Uno de los problemas más frecuentes en nuestros gatos son los cálculos renales. Difíciles de detectar hasta que se encuentran en una etapa avanzada. Se presentan síntomas como ansiedad, nerviosismo, falta de apetito, suciedad pues no se acicala pero lame su zona genital, dolor, vómitos y problemas para orinar con grandes esfuerzos y puede no salir orina o con sangre en la misma.

Los cálculos o urolitos son acúmulos de minerales y toxinas que no son correctamente eliminados a nivel hepático y renal, los cuales se acumulan en el riñón y vías urinarias. El gato al ser un animal agua (según la Medicina Tradicional China) tiene tendencia a presentar problemas renales con retenciones de orina, causando cálculos de tipo cálcicos (por ácidos retenidos en la orina) o de tipo struvita, ocasionados por excesos de magnesio. Se tapan los conductos renales y vías urinarias alterando la eliminación de orina con dolor. Si no se detectan las obstrucciones y hay presencia de urolitos se puede presentar la muerte en poco tiempo, alrededor de unos 15 días. Además, la alimentación juega un gran papel pues las micotoxinas (excesos de carbohidratos, magnesio, fósforo, calcio, saborizantes, colorantes y conservantes de los alimentos) crean perturbaciones y desequilibrios en el sistema renal. Las infecciones, deshidratación, tratamientos prolongados con fármacos, cortisona, y tetraciclinas afectan la capacidad depurativa renal impidiendo una recuperación sin daños colaterales.

La presencia de cálculos renales es un caso de urgencia y debe consultarse inmediatamente a su Médico Veterinario. Aunque se pueden palpar cálculos con dolor en el abdomen, los urolitos pueden necesitar confirmación con radiografías, análisis de orina y de cálculos expulsados.

Terapias de desintoxicación con medicamentos antizootóxicos, drenadores de toxinas y metabolitos a nivel hepático, intestinal, linfático y renal cada 6 meses en los felinos junto con una alimentación de calidad, permiten prevenir la formación de cálculos renales.

Desde los 5 años de edad estamos ante animales envejecidos y debe hacerse controles periódicos del gato, más si ha presentado problemas anteriores de este tipo. Ya en casos agudos los medicamentos antizootóxicos permiten eliminar los urolitos, controlar los cólicos y dolor, evitando nuevas recaídas. Si los cálculos son muy grandes, puede necesitarse de una extracción y así facilitar la recuperación y presentación de nuevos casos.

2 Comentarios

  1. Juan carlos G dijo:
    24 agosto 2018

    Buenos dias cual es la dosificacion del rinom-v
    Gracias

    • comunicaciones
      05 septiembre 2018

      Buen Día Juan Carlos, hemos remitido respuesta a tu correo electrónico, gracias por escribirnos.

Deja un Comentario