Pacientes con mal de Alzheimer

octubre 4/2016

 ¿Qué fue lo que hicieron mal?

Publicaciones recientes acerca del mal de Alzheimer, se refieren a él como la Diabetes tipo 3, dada la gran influencia que los hábitos de vida y en particular la alimentación, están jugando en la aparición del mal a edades cada vez más tempranas.

Los estudios sobre Alzheimer como Diabetes Mellitus tipo 3, empezaron en 2005; dichas investigaciones, bastante convincentes, son a primera vista aterradoras, pero a la vez tienen el gran mérito de empoderarnos: cuando como grupo humano, pensemos que podemos prevenir el Alzheimer con solo modificar nuestra alimentación actual, estaremos haciendo una revolución en salud.

Cerebro, Alzheimer y Diabetes Mellitus

Evolutivamente, nuestros cuerpos han diseñado una forma extraordinaria de convertir el combustible que obtenemos de los alimentos y el oxígeno, en energía para nuestras células. En éste proceso juega un gran rol la hormona de la insulina, responsable de ingresar el azúcar de la sangre hacia el interior de nuestras células grasas, musculares y del hígado. Pero además de eso, la insulina hace muchas otras cosas que nos permiten ahora entender su relación con el Alzheimer además de la Diabetes:

– Es una hormona anabolizante = estimula el crecimiento.

– Promueve la formación y la retención de grasa.

– Fomenta la inflamación.

– Afecta los niveles sanguíneos de otras hormonas: unas se aumentan y otras disminuyen cuando ella está alta.

Diabetes y Alzheimer:

No es que la Diabetes Mellitus sea la causa del Alzheimer, sino que ambas comparten un origen común: son provocadas por alimentos que obligan al cuerpo a activar procesos biológicos que derivan en disfunciones y después en enfermedades. Aunque los pacientes de cada una se vean muy diferentes, estas 2 enfermedades tienen mucho más en común de lo que aparentan.

Los expertos pronostican una presencia del Alzheimer en USA en 100 millones de pacientes en el año 2050.

Pero, esos pacientes con Alzheimer ¿Qué fue lo que hicieron mal?

Según la información rigurosa/científica más reciente, con toda seguridad, hicieron 1 o más de las siguientes 4 cosas:

a- Vivieron mucho tiempo con niveles elevados de azúcar, aún en ausencia de Diabetes Mellitus, y generalmente fueron diagnosticados de manera tardía.

b- Comieron demasiados carbohidratos malos a lo largo de su vida:
panadería, pastelería, galletería, confitería, licor, gaseosas, snaks, cereales, y almidones (yuca, papa, plátano, pastas, arracacha, entre otros).

c- Optaron por una dieta baja en grasas, que disminuyó sus niveles de colesterol, el cual fue siempre mirado como un enemigo de la salud, pero que hoy se sabe, es un aliado imprescindible del cerebro. Sí, así como lo están leyendo: “el colesterol es un amigo del cerebro, absolutamente necesario para su correcto funcionamiento”. De eso será nuestro próximo artículo.

d- No fueron diagnosticados de su intolerancia al gluten.

Dr. Gerardo Gómez Serna.
Asesor científico LHA.
Médico y Cirujano Universidad de Antioquia. Especialista en Medicina Biológica,
Diplomado en Homeopatía y Terapia Neural. Nutri Medicina y Talasoterapia.

Categorias: Línea Humana ,Todos

Deja un Comentario