Laminitis

junio 8/2016

La Laminitis o Pododermatitis aséptica difusa, es una afección del casco o la pezuña que causa inicialmente un fuerte dolor que puede afectar a bovinos y especialmente a los caballos siendo una de las patologías más recurrentes.

Las principales causas de esta enfermedad, son el mal manejo de la nutrición del animal, que causan sobrepeso, obesidad, acumulo de toxinas como micotoxinas de concentrados en la lámina interna del casco, que bloquea la llegada de nutrientes por suministro de sangre, la evacuación de metabolitos y la adecuada circulación local y general.

La desnutrición también es un factor predisponente, ya que facilita la inflamación y la muerte celular. El consumo de cantidades excesivas de alimentos de alta energía o la ingestión constante y elevada de carbohidratos y alimentos concentrados, afectan la flora intestinal, provocando una acidosis láctica. Esta acidosis causa la liberación de endotoxinas vasoactivas por microorganismos gramnegativos, que van muriendo en el intestino y se absorben fácilmente por el torrente sanguíneo, llegan al casco generando su acumulación con detritus bacterianos, con todo tipo de toxinas (antibióticos, desinflamatorios, toxinas postparto) en la parte interna del casco.

Dicha enfermedad desencadena inflamación, fuerte dolor, hasta la pérdida del ejemplar por rotación debido a que se pierde el soporte de las articulaciones del casco (tercera falange en caballos) o pérdida del casco o pezuña en casos crónicos.

En bovinos y cerdos causa pérdidas económicas por la imposibilidad del animal de moverse y buscar su alimento.

La Medicina Antihomotóxica veterinaria previene y controla la infosura, al drenar periódicamente todos los tejidos incluida la lámina interna del casco, permitiendo una correcta nutrición, la eliminación de toxinas y mejorando la circulación general.

En animales ya afectados regula la inflamación, controla el dolor y permite la regeneración en lo posible de los tejidos afectados; también protege la flora intestinal evitando la muerte bacterial y la acidosis. Debe de estar acompañada de una nutrición correcta, uso de probióticos o bacterias benéficas intestinales veterinarias.

Se debe tener en cuenta que los animales deben ejercitarse para evitar el sobrepeso y obesidad, fomentadas por falsos preceptos de propietarios que un animal sano es un animal gordo, todo lo contrario, un animal gordo será un animal de bajo rendimiento físico, baja fertilidad y baja producción.

Hugo Leiva K.
Director científico
Línea veterinaria LHA.

Deja un Comentario