Nuestro sistema de la gran defensa

Abril 13/2016

Cuando en la medicina oficial hablamos de defensas, todos solemos pensar en el sistema inmunológico, es decir en esos glóbulos blancos de la sangre que atacan a los microbios bien sea engulléndolos o produciendo potentes proteínas llamadas Inmunoglobulinas para destruirlos.

La visión de la Medicina Biológica y en particular de la Homotoxicología, va más allá y considera que dicho sistema inmune es apenas un componente o coequipero de varios sistemas que al unísono y de manera coordinada, velan por la protección de nuestra integridad. Ante la presencia de cualquier Noxa u Homotoxina en nuestros tejidos, la matriz extracelular o espacio que hay entre célula y célula entra en acción defensiva; a este primer mecanismo defensivo se le denomina “Reflejos Nervioso Protectores” e inicia en la matriz extracelular, en tal espacio tenemos terminales nerviosas que captan cambios anormales y detectan señales de peligro, esas terminales nerviosas se comunican a través de largos nervios en conexiones con otros hasta llegar al hipotálamo en el centro del cerebro y desde allí vía hipófisis, él pone en marcha un 2º mecanismo protector: se activa el eje endocrino hipófisis anterior- glándula suprarrenal, para lograr una maravillosa reacción defensiva y de reparación, llamada inflamación aguda.

El 3 º integrante del gran sistema es la capacidad detoxificadora de nuestro hígado, el gran laboratorio que inactiva y transforma homotoxinas para luego vía vesícula botarlas al colon y eliminarlas en las heces.

El 4º integrante es la capacidad autodepuradora del espacio llamado matriz extracelular que se limpia vertiendo las toxinas hacia el sistema circulatorio linfático, nuestra gran alcantarilla.

El 5º y último integrante del gran sistema, es el sistema inmune, tiene capacidad de reconocer antígenos peligrosos y formar complejos antígeno anticuerpo.

La Homotoxicología ha diseñado medicamentos para favorecer las acciones de cada uno de éstos sub sistemas y así mejorar la capacidad defensiva del propio cuerpo en lugar de hacerle el trabajo de matar los gérmenes con antibióticos o desinflamar con fármacos impidiendo la inflamación reparadora.

Dr. Gerardo Gómez Serna.
Asesor científico LHA.
Médico y Cirujano Universidad de Antioquia. Especialista en Medicina Biológica,
Diplomado en Homeopatía y Terapia Neural. Nutri Medicina y Talasoterapia.

Categorias: Línea Humana ,Todos

2 Comentarios

  1. Lina Gómez dijo:
    18 Abril 2016

    He estado pendiente uno a uno de los artículos que ustedes publican, son de gran valor para todos los que nos preocupamos por mantenernos saludables.
    Los artículos del Dr. Gómez son muy interesantes si tenemos en cuenta que todos los días nuestro organismo envejece no solo porque es un ciclo normal, sino por el aire que respiramos y todo que comemos.
    LHA gracias por su maravillosa labor 😀

  2. Administrador Web
    18 Abril 2016

    Gracias por compartir su valiosa apreciación con nuestra comunidad.

Deja un Comentario